Skip to main content

El oficio

4a GENERACIÓN DE ARTESANOS

La familia Viaplana se dedica al oficio de la confección de palmas desde hace más de cuatro generaciones. El pionero que aprendió la técnica fue Vicenç Viaplana Guitart, nacido a finales del siglo XIX en Sant Vicenç dels Horts, Baix Llobregat (Barcelona).

Vicenç Viaplana marchó de su pueblo y se trasladó a Caldes de Montbui y posteriormente a la Calle Travessera de Gracia de Barcelona, frente al mercado donde instaló su cestería y obrador artesano. En aquellos tiempos los cestos y todo lo que estaba relacionado con esta técnica artesanal tenía gran utilidad para los comerciantes de los puestos del mercado y sus vecinos. Pero durante el invierno los Viaplana se dedicaban a la confección de palmas siguiendo el oficio que Vicente había aprendido en su pueblo natal.

En 2005 el Ayuntamiento de Gracia reconoció la “Cestería Viaplana” junto con dos establecimientos más del barrio, como los únicos que habían mantenido inalterada su actividad desde hacía 100 años. Es decir que sabemos seguro, porque consta en los registros del ayuntamiento que la cestería Viaplana se fundó en 1905.

Vicenç Viaplana tuvo 9 hijos, la mayor parte de ellos dedicados a la cestería y el invierno en las palmas, pero fue su hija Magdalena, la que tomó las riendas del obrador y transmitió a sus hijos Juan y Antonio Vaqué el arte de la confección de palmas.

Juan y Antonio ya no aprendieron el oficio de cestero, pero en cambio si aprendieron el oficio del trenzado de las palmas, esta fue su herencia familiar: la técnica que ya venía de su abuelo de Sant Vicenç dels Horts. Modelos propios con nombres propios: flor papi (porque Magdalena le decía a su padre cuando ya era mayor “haga flores papi” y así le quedó el nombre, o la palma pepa que las elaboraba la Sra. Pepa una tía de la Magdalena, o los burros que son chasis de palma que llevaban cargados en la sera del animal.

Joan Vaqué Viaplana nació en el año 40, y con paciencia y destreza cultivó la curiosidad sobre la maestría en el trenzado de las palmas del Domingo de Ramos, por lo que fue reconocido con la “Carta de Maestro Artesano” otorgado por la Generalitat de Catalunya el 10 de febrero del año 2000 en la categoría de “Manufacturero de objetos de mimbre, de junco, de caña, de palma y de otras fibras vegetales.

Joan Vaqué Viaplana casado con Mª Teresa Sans tuvo dos hijos, Joan y Xavier Vaqué Sans, a los que remitió el oficio con un gran abanico de los modelos tradicionales exclusivos de la familia Viaplana. Modelos desarrollados durante generaciones y transmitidos de padres a hijos, única escuela disponible de un oficio único. De esta manera se perpetua el oficio una generación más dentro del siglo XXI, haciendo las palmas de Semana Santa con las mismas técnicas de los siglos anteriores.

MAESTROS ARTESANOS

JOAN VAQUÉ VIAPLANA / Maestro artesano

Entre estos apellidos crece la artesanía en la confección de las palmas desde hace 150 años, cuando su bisabuelo comenzó a principios del siglo pasado. Joan Vaqué Viaplana aprendió el oficio a los diez años y tuvo como maestros su abuelo, Vicenç Viaplana y Pozos, y posteriormente su madre, Magdalena Viaplana.

Sus dos hijos y su esposa han aprendido la mayoría de las técnicas tradicionales de elaboración de dicha artesanía y continúan el oficio.

Las innovaciones tecnológicas introducidas por las nuevas generaciones se han combinado de manera eficaz con un oficio tradicional, lo que da lugar a una empresa que exporta tradición en toda España y países de Europa, entre ellos Austria, Inglaterra, Suiza y Andorra.

JOAN VAQUÉ SANS i XAVIER VAQUÉ SANS / Maestros artesanos

Han sido reconocidos como Maestros Artesanos de la palma por la Generalitat de Catalunya el 19 de septiembre de 2013.

El diploma fue otorgado por el Consejero de Empresa y Empleo, Felip Puig, en el Palacio Real de Pedralbes de Barcelona, el 18 de noviembre de 2013.

Este diploma reconoce la maestría en el oficio de “Manufacturero de objetos de mimbre, de junco, de caña, de palma y de otras fibras vegetales”, así como los méritos de carácter extraordinario que ha acreditado.

Joan y Xavier fueron candidatos propuestos por la Associació Artesans de Gràcia, que apoyaron la trayectoria profesional de ambos respectivament. Este reconocimiento permite a los Maestros Artesanos practicar la docencia en centros de estudios de grado superior, y a la vez, certificar a los alumnos por los conocimientos adquiridos.

palmes_viaplana_mestre_artesa

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La configuració de les galetes d'aquesta web està definida com a "permet galetes" per poder oferir-te una millor experiència de navegació. Si continues utilitzant aquest lloc web sense canviar la configuració de galetes o bé cliques a "Acceptar" entendrem que hi estàs d'acord.

Tanca